¡¡Pasmada!! Mi crianza incomoda a los ajenos / Empatía Jurídica

3.12.2016

¡¡Pasmada!! Mi crianza incomoda a los ajenos

Ayer viernes decidimos pasar el día en el pueblo de la bisabuela de mi hijo, Villavieja de Lozoya, un sitio rural y en plena sierra de Madrid, muy singular rodeado de toda la naturaleza.

En general mis expectativas cada que acudo al pueblo, son pasar un día de campo, respirar aire puro, jugar con mi hijo a lo que surja (lanzar piedras al agua, coger varas, ver animales, correr...) y comer al aire libre, y seguir pasando el mayor tiempo respirando ese aire tan limpito.


¡¡Pasmada!! Mi crianza incomoda a los ajenos

Sin embargo, en esta ocasión mis expectativas se han visto superadas gracias a la cuidadora de la bisabuela, pues solo faltó que viera mamar a mi hijo de 2 años 3 meses, para emitir su opinión que dicho sea de paso nadie la pidió y que además consideré una falta de respeto puesto que no nos conocemos de nada. ¡¡Lo Sabía!!... se confirmó mi profecia en el sentido de que mi decisión traería muchas reacciones...

En fin, pronto recordé en que existe la gente así, y que, con la lactancia pasas de ser una heroína que decide prolongarla a los 2 años, pero si te pasas de ese límite automáticamente pasas a la categoría de "enferma mental" que solo le da porquería y pone en riesgo su salud y la de su propio hijo.

A esta conclusión llegó dicha señora, palabras más o menos eso fue lo que me dijo. Sin obviar el subsecuente consejo de que debo retirarla ya por mi bien y el de mi hijo "de cualquier forma la leche materna ya no tiene nada". 

Después de vivir estas cortas experiencias acontecidas posteriormente a mi elección de lactancia megaprolongada, mi Basalisa interior (cuento recopilación Mujeres que corren con lobos de Clarissa Pinkola Estés) me dice que debo continuar con la lactancia, pero todo el colectivo clama que no, a lo cual confirmo una falta de información objetiva, puesto que como la "aceptación" social que no "beneficio" de la lactancia está tasada hasta los dos años (sobre todo en el siglo que corre) como lo vemos en las notas de mi post anterior Elijo lactancia extra prolongada, y esta costumbre de los hospitales y médicos de desinformarnos en ese sentido (la pediatra de mi hijo y un médico dicen que a los 2 años ya no hay nada bueno que dar en leche materna), solo me hacen pensar que lanzamos opiniones ignorantes, que no nos preocupamos de informarnos aún siendo universitarios o teniendo posgrados.

Parentésis: Cuando estaba embarazada de este mi segundo hijo, comencé a leer "Amar sin miedo a malcriar de Yolanda González Vara" quien sin ningún temor y con todas las papeletas hablaba de esos "buenos 7 años de lactancia".

La sociedad da por hecho lo que otra persona "de confianza" o "con conocimientos (como el médico de cabecera)" emiten como opinión, pero... como no es mi caso, seguiré indagando, aparte es que creo que en mi caso lo fundamental es que necesito estar tranquila y segura de que lo que hago es por el bien de mi hijo y que quiero disfrutarlo, ese lazo que tanto ama mi pequeño de la lactancia. Quiero limpiar mi cabeza de ideas sucias (así que mi idea es acudir a un círculo de lactancia) y ver qué pasa en ese ambiente.

No hay comentarios

Publicar un comentario

¡Cuéntamelo todo, tu opinión es muy importante!

© Empatía Jurídica
plantilla original de Maira Gall // Adaptada por Design By Mir