¡Aflojando- suavizando- fluyendo! :) / Lo más chulo que tengo yo

7.05.2016

¡Aflojando- suavizando- fluyendo! :)

http://lomaschuloquetengoyo.blogspot.com.es/

Para empezar necesitaba "aflojar un poco" así que una copita de tinto, me cayó de lujo. Pienso: ¿Cómo dramatizo tanto si me puedo tomar una copita y bajarle 2 rayas a mi volumen de la histería? Osea, es tan fácil y tan a la mano relajarse, que llegada a este punto es un buen aliado conbeber junto al  "Dios Baco" de vez en cuando ;)

Por si no lo notaís incluso el tono de mi escritura vuelve a ser más yo (más pícara) que estaba muy rígida... pero así es la vida, incluso el propio Dalai Lama sugiere que para meditar no hay que ser tan rígidos, esbosar una sonrisa interna y externa siempre viene bien, sin olvidarnos de ser compasivos con nosotros mismos, de hecho esa es la raíz para poder extender (la compasión) a todos los demás seres.


http://lomaschuloquetengoyo.blogspot.com.es/


Y bueno... ya más clara y relajada, debo confesar que se vinieron unos días un poco turbios, mi esposo tiene un trabajo único y muy especializado (no de en balde estamos pasando la crisis económica y él sin inmutarse en su trabajo) y ese bendito trabajo a veces exige su presencia sábados y domingos.

Con lo cual termino las semanas sin descanso, porque él llega tan cansado y yo estoy tan agotada de llevar el ritmo de mi torbellino de dos años, que no nos ponemos de acuerdo en ver que ego es más grande y requiere adulación y trato de rey o reina.

Pero... eso es lo que pensé, ni siquiera lo había platicado con mi "osito" (jajajajaja ya casi no le digo así), pero es así de cierto... no lo había hablado con él y ya daba por hecho que estabamos enojados.




A lo que puse remedio inmediato... hablé "tu  llegas cansado y con toda la razón pero yo también estoy agotada y con toda la razón" esto no tiene vuelta de hoja necesitamos organizarnos y como ninguno de los dos será feliz convirtiéndose en "el esclavo del otro", nos turnaremos dos días a la semana cada quien tendrá su hora libre, sin esposo/a y sin hijo.

Acuerdo pactado, frotemos las manos con saliva para sellarlo ¡guacala! Obvio no, pero así lo estamos haciendo y el resultado ha sido: Que seguimos él trabajando hasta llegar casi a las 8 a casa y yo todo el tiempo con mi hijo.

Pero... algo cambió al comunicarlo, la cosa se aflojo un poco y a mi me ha servido para ser objetiva e intentar no obsesionarme (como me encanta) con el drama, quererlo hacer todo (comida, aseo, paseos al aire libre, costura, escribir...) así que, he decidido hacer comidas más sencillas y el tiempo de siesta de mi hijo además de apasionarme escribiendo, también lo invierto cortando telas y haciendo nuevos diseños.

Aunado a todo ello, había dejado del lado 2 meditaciones la matutina y la nocturna, de momento he recuperado solo la nocturna, con lo cual acumulo al día dos meditaciones la nocturna y la de la tarde (que no le dejo por nada) y me falta constancia para volver a las 3 meditaciones.

Además me estoy embarcando en unos concursos para ganar publicidad para mi negocio, y eso también me tiene movida.


Hacer hacer, de momento me siento más tranquila, es verdad eso de que estar presente en cada momento hace todo más llevadero, creo que esa ha sido una parte fundamental en este estado, decidí que si estoy con mi niño estoy solo en eso, si cocino intento estar solo en eso, etc... y así me voy cachando (pillando) a mi misma en el momento preciso en el que me siento incomoda o comoda y simplemente lo siento, lo vivo, son momentos muy cortos, casi siempre algo exige mi atención enseguida y no permanezco en la comodidad/incomodidad tanto tiempo, pero esos segundos y minutos me sirven para ver donde es que realmente estoy atascada.




Consejo: Escupir todo lo que os ande rondando la cabeza, escribirlo o hablarlo con quien sea conveniente, y sobre todo, intentar pillaros en el momento justo de la incomodidad, no hullas de él, simplemente observalo. Creo que ese es el comienzo de la  verdadera compasión.

No me despido del todo esta temporada estival, pero si ralentizaré mucho el ritmo. ¡¡¡ Felices vacaciones!!! Buen momento para pillaros.

P.D. Justo REleía el capítulo 19 del libro "Cuando todo se derrumba" de Pema Chodron, esas palabras me susurraron un gran consuelo y resuenan en este momento.

No hay comentarios

Publicar un comentario

¡Cuéntamelo todo, tu opinión es muy importante!

© Lo más chulo que tengo yo
plantilla original de Maira Gall // Adaptada por Design By Mir