Carta al Director: No admito este modelo de Educación / Lo más chulo que tengo yo

2.20.2017

Carta al Director: No admito este modelo de Educación

Este post marcará precedentes en mi vida y haré algo inusual en cualquier bitácora, la redacción será imitando una resolución judicial, pero como esto es la vida real será de forma un tanto amena, si amas al sistema educativo y lo defiendes por sobre todas las cosas, este post no es para ti, aquí va:


ANTECEDENTES
Mir mexicana en España, 36 años, formación académica posgrado, segunda gestación (primera gestación Arath nació muerto), mamá de Jsn niño brillante de 3 años, casada con Ó Español de 35 años de formación profesional ESO, matrimonio de clase social media.

HECHOS

Para "cumplir" con los estándares sociales Mir después de muchos intentos fallidos por convencer a O´ con argumentos demostrables fehacientes y contundentes acerca de un modelo educativo alternativo dígase Montessori o Waldorf, desistió de dicha idea toda vez que a pesar de ser de clase media NO PODÍAN PERMITIRSE dicho "gasto"


Por ello y principalmente aceptando como siempre dijo su marido "que es una carga" y que "no se pone a trabajar" Mir decidió "ser una persona normal" y matricular a Jsn en un cole normal total ¿Qué podía pasar?

DE SEPTIEMBRE 2016 A FEBRERO 2017
EN CARTA AL DIRECTOR
Esta carta es para manifestarle mi inconformidad al respecto, así como para exponer los motivos que me han llevado a dar de baja a mi hijo del Colegio a su cargo.

...
Desde inicio del año escolar he pactado con la tutora llevarme a mi hijo desde la hora de la comida y no regresarle más, pues hasta diciembre tuvo ferropenia y en vista de las recomendaciones médicas, debe continuar con siesta y comiendo bien. Al principio buen pacto, el último mes: Presión tutorial en plataforma para devolverle por las tardes.

La primera vez que mi hijo se hizo caca encima de la ropa: A casa llego una bolsa de plástico con la camiseta embarrada de caca ¡La camiseta! El pantalón lleno de caca, calzoncillos y además toda la caca dentro ¡La caca fue limpiada a las malas y con toda la ropa! Lo cual sin necesidad de un peritaje experto denota la histeria con la que se limpio y sabrá dios los tratos que se dieron a mi hijo (tengo foto de ese momento triste que incluso a mi me hizo llorar). Lo cual fue corroborado con la inusual tristeza con que llego a casa, me costó bastante rato animarlo y llevarle a comer. Ante ello, toda vez que aquello parecía obra de una "histérica" en toda regla acudí a preguntar qué había pasado pues mi hijo además comentaba que "la profe está estresada" a lo que la tutora respondió que nada y que desconocía incluso que mi hijo hablara, y yo “para tener una conducta socialmente aceptable” sencillamente ofrecí a la Profesora que si aquello volvía a ocurrir me llamara para acudir a cambiar a mi hijo, pues puntualicé mi elección de no entrar en el mercado laboral para estar 100% al pendiente de mi hijo (en todo momento la gesticulación y muecas de la tutora darían cuenta de la opinión que ella tiene de mi)

Han pasado 6 meses y mi hijo sigue incomodo a la llegada al cole y en la vuelta a casa (cuento con un visionado de su comportamiento) lo cual solo me evidencia que algo no va bien en su clase.

Mi hijo ama la piscina pero a la vuelta en enero no quiere ir más: Cuando acudo para mi sorpresa el monitor le tumba en nado de espalda y con una maniobra para inmovilizarlo que lo hace romper en llanto y miedo, no obstante le da una vuelta completa por toda la piscina, a pesar de que el monitor me debatió que es normal que lloren porque después se les pasará. Exigí no volver a llevar a cabo ninguna maniobra así con mi hijo.

Debido a que mi hijo cada lunes de piscina vuelve y se enferma 3 días, para no mermar más su salud decidimos no llevarle más a piscina durante el invierno, por lo que pido a su tutora me permita recogerle justo en la hora en que saldrá a la piscina –no le veo sentido que pase 2 horas en las taquillas- a lo que me contesta que no es posible “no es un servicio a la carta y además ella tiene 28 niños” a lo que respondo que no es mi problema y siempre tengo que atender yo a sus posibilidades ¿Cuándo se atenderían las mías?

Esto me hace recordar todas las ocasiones que he sacado antes de la 1 de la tarde a mi hijo para llevarle al médico, lo cual incluso ha sido motivo de inconformidad de la profesora porque “le descuadra su actividad” a lo que contesté que contraten más personal que se pueda dedicar esos detalles, incluso realicé una queja en la Comunidad de Madrid, pues me parece aberrante que una sola persona se encargue de 28 niños, cuando para ese ratio de pequeños se necesitan al menos 4 en todo momento.

Mi hijo empieza a llegar a casa diciendo "tonto" "caraguit-chiricagui" palabras que jamás había dicho y que son ofensivas e incluso discriminativas y que hacen suponer que se fomenta la discriminación en el Colegio, pues no es coincidencia que sea precisamente él quien diga esas palabras siendo que en casa tanto su padre como yo no repetimos nunca esas palabras por obvias razones.

El acabose: Semana del 13 de febrero 2017 al recoger a mi hijo como todos los días para venir a comer a casa, para mi sorpresa se ha golpeado la boca haciéndose una ampolla, como ya sé la dinámica y visto lo visto no se podrá dar razón de cómo ha sido, no pido una explicación y tampoco se me da. Únicamente Bárbara la chica que entrega a los niños en la puerta me menciona que le ha limpiado sangre y que debió caerse y golpearse en aquél momento.

Pasan 2 días y mi hijo peor que nunca no quiere entrar al cole "mamá tengo miedo" ¿Por qué? "me voy a pegar otra vez" Ilusamente hablo con la tutora y con la única intención de dar confianza a mi hijo le expongo "Profesora mi hijo no quiere entrar tiene miedo porque hace un par de días se cayó aquí a última hora y piensa que le volverá a pasar" -si pudiera describir la cara de la "profesora" se nota que no tiene hijos- su respuesta: "Pero que cagón, ven para acá ¡Tienes más cuento que... anda anda! Y a jalones lo ha hecho entrar en clase.

A todo esto si esta atención se da de cara al público, me aterra pensar el trato que se da a los niños cuando no los observamos y solo así me explico tanto hermetismo y rigidez y la sobre exigencia de “autonomía” que más bien es una militarización y una forma de que aceleremos un proceso con el único fin de que ustedes tengan menos trabajo.

Cuando usted me presentó el colegio hizo mucho hincapié en hablar de la incorporación de la “Inteligencia Emocional” en sus planes escolares para los pequeños; debo decirle que “me trague su cuento” porque con todo el teatro montado (fotos, cuadros, charlas con la orientadora) “cualquiera cae” Pero es realmente triste y frustrante ver que todo es de cara a dar una imagen, que interiormente no existe nada de eso que se pregona, pero sobre todo que estando en pleno siglo XXI se siga pensando que a los niños hay que dominarlos y callarlos sin más.

CONCLUSIONES Debí seguir mi intuición desde el primer momento y ser determinante y no "buena" y "aceptable" como siempre, con mi hijo NO no permito ni un solo abuso más, no más conductismo, no más regaños ni ofensas (que pongo mis manos en el fuego para afirmar que las hubo y las hay con todos los niños)


Esto va incluso de ser "la extranjera" y su hijo

SENTENCIA DEL ESPOSO Ó
Mir eres especial o qué te pasa, eso es normal, aquí los niños crecen así, todos crecimos así ¿Acaso tu fuiste a un Waldorf? ¡No verdad! Y ¡Aquí estás! No eres diferente a los demás ni tu ni él ¡Por eso te pasa lo que te pasa! Por eso él grita y rompe cosas porque no sabes educarlo, lo dejas hacer lo que quiera. Como ningún cole te va a parecer bueno ¿Qué vas a hacer?¿Lo vas a sacar de todos?

SENTENCIA DE MIR
Porque yo crecí en un sistema viciado y maltratador no quiero eso para mi hijo, no tendré más hijos porque si a este único que tengo no le puedo dar una educación sana psicológica y emocional no me puedo permitir traer más gente a sufrir. No fui a un Waldorf ni a un Montessori pero salir de mi país con una carrera y tener un posgrado solo me confirman que no sirven de nada, más me habría valido hacerme tipografa o costurera, aprender realmente un oficio que yo amara y que no necesariamente tiene que aprenderse en el Colegio o la Universidad.

No soy especial ni diferente a nadie pero creo que todos deberíamos exigir una educación consciente y respetuosa para nuestros hijos, estar al pendiente de ellos, de sus pequeñas y frágiles vidas, de que simplemente sigan sonriendo y cuando dejen de hacerlo a causa de otra persona exigir explicación, corregir la situación, resguardar la integridad de cada niño y en su caso sanción y reparación del daño.

No me parece normal acostumbrarnos a que los niños pasen meses y hasta años en no querer entrar al cole y que nosotros lo veamos como "ya se le pasará" o que tengas pesadillas por algún módulo que se repite (como el de piscina que refiero en la carta) que dígamos "ya lo olvidará" NO POR FAVOR ¡Basta!

Y no le voy a sacar de todos los coles, solo de aquéllos que no le RESPETEN, aquí no se habla de mínimo RESPETO, porque no hay mínimo, es simple el RESPETO se da o no se da y donde no se da no hay porque consentir nada más.

¡ESTAMOS HABLANDO DE PERSONITAS QUE TIENEN DERECHOS! Y desde luego protegido por la Constitución y los Tratados Internacionales. Esto no es una idea lanzada al aire, es una realidad escrita en la legalidad.


Mi hijo hace berrinche, ha roto una taza y mi azucarero, confié en él para que experimentara y deduzca por sí mismo las consecuencias de sus acciones ¡No se acaba el mundo por eso!

HE SACADO A Jsn DEL COLE deseosa de que se den las causas y condiciones para llevarle a un Montessori, lo cual podría ocurrir haciendo un esfuerzo familiar muy grande (incluído romper su hucha/alcancía y pedir mi fondo del retiro en México QUE NO TENDRÍAN MEJOR INVERSIÓN).

Esta situación está causando incluso mi disolución matrimonial pero estoy dispuesta a todo por procurar una EDUCACIÓN RESPETUOSA para mi hijo: Es un hecho que no se necesita tiempo para saber que el RESPETO es la base de las RELACIONES SOCIALES Y JURÍDICAS así como de la PAZ.

Una última cuestión: He decidido no entrar en el mercado laboral porque crecí con una madre que sí lo hizo y un padre totalmente ausente, por lo que sé de primera mano que es un trauma para un hijo, pero además porque aunque en casa entra una sola nómina, soy una persona ahorradora y nada despilfarradora, no necesito excesos para vivir y ser feliz.
Ningún trabajo asalariado me podría pagar el tiempo junto a mi hijo (más esas 4 horas RESPETUOSAS que pasará en el cole) porque estoy ahí para él para comer, pasar juntos más horas, cuando enferma, porque gozará de una mejor autonomía y una personalidad más consciente y fuerte entre sus 8-9 años y será hasta su verdadera autonomía (a los 18)cuando pueda hacerse totalmente responsable de sí mismo sana, respetuosa y conscientemente.

Y con todo ello no quiero decir que soy una madre modelo, porque no, pero me quedan claros todos los vicios y formas con que yo crecí como: El enojo, el premio recompensa, la impaciencia, todas las imperfecciones aprendidas en el cole y reforzadas en casa, que se repiten en la crianza y que a la más mínima se hacen evidentes, sencillamente no son lo que quiero para él ni para el legado que él dejará. Deseo que sea consciente de cada mínimo acto que él ejecute y además crezca feliz, amado y respetado. Al sistema no le importa formar gente feliz quiere gente productiva sin más

Y aunque formo parte del sistema exijo otra forma de ser, de educar, de vivir, porque es posible y porque todas personas nos merecemos ser FELICES, vivir en PAZ y ser tratados con RESPETO, lo que ahora parece raro debería normalizarse, es decir, todos deberíamos tener acceso a colegios Waldorf y Montessori y no solo a colegios tradicionales y conductistas porque simplemente es lo que hay.

No hay comentarios

Publicar un comentario

¡Cuéntamelo todo, tu opinión es muy importante!

© Lo más chulo que tengo yo
plantilla original de Maira Gall // Adaptada por Design By Mir